Entrevista con Ana, nuestra especialista en Bienestar Animal

El Bienestar Animal es un paso para asegurar mejores condiciones de vida de todas las especies bajo el cuidado humano. Además, es una ciencia que nos concierne a todos ya que el impacto del uso y usufructo de otras especies para beneficio humano impacta cada sector y ecosistema en el que hay vida.
Compártelo en redes sociales

¿Qué es el bienestar animal, cómo lo entiendes?

El Bienestar Animal es un paso para asegurar mejores condiciones de vida de todas las especies bajo el cuidado humano. Además, es una ciencia que nos concierne a todos, el impacto del uso y usufructo de otras especies para beneficio humano impacta cada sector y ecosistema en el que hay vida. Lamentablemente, dejar de usar animales para fines netamente humanos aún no es un cambio radical que hayamos generado en nuestra sociedad, no es algo que todas las personas estén dispuestas a hacer. A su vez, esto significa que aún vamos a tener la necesidad de proveer refugio a aquellas especies que han sido parte de algún sistema de explotación. Por ello, aplicar estándares de bienestar, desarrollados y basados en estudios científicos -que en realidad velen por las especies e incluso individuos- nos acerca a asegurar que la fauna pueda tener una buena vida, podamos sensibilizar a las personas sobre las necesidades de las especies e incluso crear vínculos de empatía y compasión más fuertes no solo con las especies no humanas sino con la humana. Y por esto lo menciono como un paso, porque si bien desde la ciencia o las personas que verdaderamente velan por los animales no humanos hay un interés en la aplicación del Bienestar Animal, si el público general no empieza a crear cambios en sus hábitos los varios problemas que se ven en cuanto a maltrato y negligencia se seguirán perpetuando.

¿Cuáles son los principales beneficios del sistema de gallinas libres, en pastoreo?

El principal beneficio es para las gallinas, pues ¡ellas pueden en verdad ser gallinas! Con esto quiero decir, que ellas pueden expresar su naturaleza, algo que no lo pueden hacer en ningún sistema de jaulas. Como por ejemplo, escarbar el suelo para buscar alimento, darse baños de tierra muy importantes para la salud de su plumaje, también pueden expresar su jerarquía social.

Gallinas perchando

En cuanto a los beneficios para los humanos?

¡Existen varios! En cuanto a salud, si bien falta investigar mucho en el tema, se ha encontrado que este tipo de huevos cuentan con ciertas propiedades nutritivas superiores como los niveles de vitamina E y omega 3 que son más altos (Karsten, 2010). La crianza con mayores estándares de bienestar animal utiliza una menor cantidad de antibióticos (Tarakdijan, 2020; Nielsen, 2021), altamente importante para evitar resistencias a este tipo de medicamentos y otros efectos secundarios. Aunque puede depender del manejo, se ha encontrado una menor incidencia de Salmonella (EFSA, 2019) la cual puede propagarse aún más por el hacinamiento. Finalmente, los consumidores prefieren los huevos de campo o de libre pastoreo, ya que los asocian con un mejor sabor y calidad (OWA, 2022), esto se debe a la variedad y calidad en la alimentación, así como el rango de exploración de las gallinas, además se habrán dado cuenta que por lo general estos huevos pueden tener una yema más anaranjada lo cual también puede ser preferencia para algunos sectores culinarios.

Y sobre los beneficios sociales

Pienso que también existen beneficios sociales. Al aumentar el vínculo afectivo con las gallinas, entendemos sus necesidades y nos volvemos más empáticos con ellas. Esta empatía se transmite a las demás especies y también a los humanos como nuestra familia, comunidad, así como otros productores, proveedores o consumidores. Al optar por alternativas que aseguran una buena calidad de vida para las gallinas se apoya también a una creciente ética alimentaria, que cada vez es más importante en el mercado.

¡Embajadores de cambio! Además de mejorar la calidad de vida de las gallinas, las personas involucradas en esta alternativa pueden mejorar el perfil de una población, potenciando su comunidad hacia una gran variedad de sectores. Por ejemplo, impulsando el consumo local y así apoyando a la gente que les rodea, tener un consumo responsable, reducir el impacto ambiental, proyectarse hacia un turismo alimentario o turismo vivencial, crear o exigir nuevas políticas, entre otros.

¿Crees qué también existan beneficios ambientales?

Sí, pueden existir beneficios ecológicos, ya que se puede llevar a cabo un manejo para reducir el impacto ambiental como por ejemplo implementar técnicas de agroecología en donde no solo se roten y aprovechen los suelos sino también se aproveche la gallinaza. Se pueden reducir las emisiones de gases al reducir la transportación, por ejemplo apoyando emprendimientos o creando balanceados locales con productos más adaptados a la zona, sin poner en riesgo la salud de las gallinas; manteniendo una incubación y/o descarte más focalizado e impulsando un consumo local de huevos.

Gallina, baño de tierra

¿Cómo se puede garantizar un entorno óptimo para las gallinas en sistemas de libre pastoreo?

Una de las primeras acciones es entender a la especie que se va a cuidar. Es decir, ¿quién es una gallina y qué hace? Para esto es importante conocer la historia natural de Gallus gallus domesticus, sus comportamientos, sus necesidades físicas y mentales. También es una prioridad conocer cómo mantenerlas saludables y su manejo adecuado según la medicina veterinaria, zootecnia, estándares de bienestar animal basados en el individuo, condiciones de bioseguridad e incluso experiencias y condiciones necesarias para el área en la que vivirán (no es lo mismo por ej. tener una gallina en la costa que en la sierra).

Partiendo de aquí ya se puede diseñar el área, elegir si se desea un sistema orgánico o agroecológico, se puede buscar asesoría, buscar personal capacitado (o capacitarse), calcular los implementos y materiales que se van a necesitar, calcular la cantidad y densidad de gallinas que se pueden mantener y hacer un plan de negocios para no arriesgar el emprendimiento ni el bienestar, tanto de las gallinas, como de los humanos. Así, como desarrollar una marca que genere confianza de la cual se tengan redes sociales y si es posible una página web. Además, decidir si se van a tener varios grupos de distintas edades, cuáles van a ser los espacios designados y en caso de enfermedad o muerte, conocer y decidir cuál va a ser el proceso que puede estar escrito a modo de protocolos. Y eso me lleva a la importancia de una buena planificación, mantener registros y una buena organización de toda la documentación. Mucho de esto está incluído en nuestra Guía Base para el Bienestar de Gallinas Ponedoras en Sistemas de Libre Pastoreo, aunque esta guía está más orientada a productores pequeños, puede dar una pauta a quienes estén interesados en hacer una transición o quienes deseen llevar a cabo un nuevo emprendimiento.

Para diseñar el ambiente, basándonos en el comportamiento natural, entre algunas consideraciones que se pueden implementar:

  • Para las gallinas es de alta prioridad anidar en espacios limpios, seguros y privados. Entonces, será clave contar con una cantidad de nidales adecuada para el grupo, se recomienda 1 nidal cada 5 gallinas, que sean elevados del piso, que tengan una compuerta por la parte trasera para minimizar nuestro contacto con ellas cuando están poniendo los huevitos.
  • Son seres gregarios o sociales y necesitan expresar su jerarquía, alimentarse, descansar y mantenerse limpias y cómodas. Para ello es importante asegurar una disponibilidad de recursos para todas: comederos, bebederos, pasto, tierra, sombra, sol, perchas. Quizás hayan visto que a las gallinas les gusta dormir en las árboles cuando ya oscurece, esto se ha adaptado a diferentes sistemas de perchas que se pueden usar dentro y fuera de galpones, cuando se les provee de perchas se ha evidenciado que hasta el 100% de las aves las usa durante la noche, además que mantiene la salud de sus patas.
  • Los baños de tierra se consideran de alta prioridad para las gallinas, esto les ayuda a mantener la salud de su piel y sus alas, al formar una capa resistente que las mantiene sin parásitos externos, ya que esta absorbe el exceso de humedad y las refresca. Esto puede ser una actividad social de alto beneficio para ellas. Después del baño, por lo general se arreglan y acicalan las plumas. Entonces, es prioritario asignar una o varias áreas con tierra para que se pueden dar estos baños.
  • Las gallinas no solo comen balanceado. En los sistemas de libre pastoreo se ha comprobado, que mientras las gallinas están despiertas, pueden pasar hasta un 40% de su tiempo forrajeando o buscando alimento (picoteando o raspando el suelo), incluso si están provistas de balanceados en comederos, el tener acceso a forrajear y explorar, les favorece mentalmente y es un comportamiento prioritario y de su elección.  Entonces el contar con sustratos, como tierra, pastizales o hierbas, las gallinas pueden buscar alimento, satisfaciendo no solo la necesidad de picotear o raspar sino también encontrando vegetación o piedritas, que les ayudan a su digestión y encontrando insectos, gusanos, lombrices u otros organismos que las satisfagan. 

Es decir, que tomando en cuenta los comportamientos naturales, requisitos alimenticios y factores de salubridad, se pueden ir pensando en las estructuras que se irán necesitando, sustratos, división de los espacios así como las necesidades de bioseguridad, temperatura, ventilación o humedad para mantenerlas seguras.

¿Cuáles son los principales factores con los que se debe tener precaución en los sistemas de libre pastoreo y cómo prevenirlos? Ayúdanos con una explicación.

Por un lado, es importante mantener un buen control y manejo del suelo, para prevenir problemas con parásitos. Se puede rotar el campo en donde permanecen las gallinas favoreciendo la disminución de la carga parasitaria ya que no habrán animales en un cuadrante por un par de meses. Aunque esto ya entra en un ámbito más veterinario, se pueden hacer exámenes de heces para determinar su presencia y la clase o tipo parásitos, tener una planificación anual e incluso rotar los principios activos de los desparasitantes. También, tener un manejo adecuado de los tratamientos contra parásitos, siguiendo las recomendaciones veterinarias y del producto, así como colocar a las gallinas en un espacio limpio (en rotación) después de cada desparasitación. En varias granjas que hemos visitado también utilizan remedios naturales dosificados para mitigar un poco este problema, como por ejemplo zambo y pepas de papaya.

Por otro lado, las gallinas están más expuestas, no solo a factores ambientales sino también a la fauna que puede rodearles. Por eso es importante tener un buen sistema de cercado; en algunos casos se puede contar con gallos para que puedan alertar sobre los peligros; fácil acceso a zonas de guarida; investigar, observar y detectar posibles especies que puedan significar un riesgo para las gallinas y así tomar en cuenta la posible protección para las gallinas. Tomar en cuenta que aunque tengamos un sistema de producción que puede ser dentro del campo, y a veces cerca a diversos ecosistemas, la fauna silvestre no tiene que recibir represalias humanas, por lo cual es mejor la protección y prevención de nuestro sistema en libre pastoreo.

¿Qué factores se toman en cuenta para evaluar el bienestar animal de gallinas en sistemas libres de jaula?

El bienestar engloba todo el manejo y de una manera técnica se consideran los 5 dominios de Bienestar Animal que son Físicos: Nutrición e Hidratación, Ambiente, Salud e Interacciones de Comportamiento y la parte Mental que considera el Estado Mental o afectivo, además de cómo la parte física y mental interactúa. Para evaluar estos dominios se utilizan distintos indicadores, los cuales suelen estar en formularios de evaluaciones de Bienestar Animal, llevadas a cabo por expertos o auditores, pero los productores pueden usar estos indicadores para tener una idea general de los cuidados necesarios. Estos indicadores incluyen el comportamiento, el aspecto físico, la fisiología, los recursos disponibles y los índices de natalidad, mortalidad, enfermedad o producción que se deben encontrar en los registros. En general, de lo que hemos visto y conversado desde Terranimal con varios productores, con la experiencia ellos aprenden a detectar el comportamiento y los signos de las gallinas y se dan cuenta cuando podrían estar con problemas.

Solo para mencionar algunos, ya que es un tema bastante extenso. Basándonos en el comportamiento, una gallina “normal” estará alerta y curiosa sobre su entorno, realizando varias actividades como explorar, darse baños de tierra e interactuando con otros miembros de la parvada. Otra de las primeras evidencias de problemas de salud fisica o mental (si no están en época de muda) es la pérdida de plumaje, el picaje excesivo entre gallinas o a ellas mismas, que puede generarse por la falta de recursos, la cantidad de aves u otros más graves a nivel interno de la gallina. Y un último ejemplo, tiene que ver con ciertas regulaciones que se deben tener en cuenta, como medir los niveles de amoníaco dentro de un galpón, si este es muy alto puede significar la necesidad de aumentar la desinfección o la ventilación o revisar la densidad de aves por metro cuadrado que existe. Si no se tiene cuidado con los gases y las partículas de polvo en el aire se puede ver afectado el sistema respiratorio, no solo de las gallinas, sino también del personal.

¿Cuáles crees que son los desafíos más comunes que se enfrentan en un sistema de crianza de gallinas en libre pastoreo en términos de bienestar animal?

Para empezar el marketing que se ha ido manejando para el consumo del huevo, si bien es una proteína económica y altamente consumida, por lo general no se muestra la realidad en la que viven las gallinas, por ello los consumidoros no conocen de donde provienen esos huevos, ni las verdaderas condiciones de “vida” de las gallinas. Además, como muchos otros productos se han creado estrategias para asegurar su compra. Pero, tenemos la fortuna de que en Ecuador hay una extensa variedad de productos que pueden ser más económicos, al alcance y nutritivos como por ejemplo la quinoa, el chocho, el amaranto, gran variedad de leguminosas (fréjoles, habas). Entonces, por ahí llegaría al siguiente desafío que es la sensibilización de la sociedad. Estamos en tiempo del “apuro” y sobre eso, de problemas económicos y eso nos ha creado hábitos de consumir lo más barato, lo más rápido y lo más fácil. Lamentablemente, eso significa que la explotación industrial de las gallinas sigue siendo rentable y que para abaratar los costos se pueden seguir hacinando gallinas. Yo creo que los humanos tenemos la inteligencia y creatividad para buscar alternativas que no solo satisfagan el paladar, sino también tener en cuenta el cuidado de otras especies y de este hogar llamado tierra. Esto no significa dejar de lado necesidades humanas, más bien se pueden fortalecer y mejorar las condiciones de igualdad al crear espacios de real entendimiento y conexión con la producción, nuestra relación con el entorno y otros animales está estrechamente ligada hacía como nos tratamos entre nosotros humanos. Entonces, para mí se cierra el círculo de una manera que no es solo realista, sino conveniente para Un Solo Bienestar.

¿Hablanos sobre algunas consideraciones que pienses que son las más importantes para el manejo y crianza de gallinas en libre pastoreo?

Muchos piensan que hablar de gallinas libres significa que solo se las quiere soltar en un campo y ya. Pero por eso, parte del trabajo que estamos realizando desde Terranimal es en realidad velar por las gallinas y para ello la importancia de tecnificar, conversar y realizar un seguimiento de las granjas productoras. Nuestro objetivo como organización, siendo parte de una alianza y con la firme convicción de nuestro Equipo, es fortalecer y capacitar en técnicas que mejoren la vida de los animales. Si bien entendemos que aún hay una explotación, en este caso de las gallinas, como mencioné al inicio, es un paso muy importante para crear sensibilización y proyectos de crianza de gallinas con un verdadero Bienestar. Y ha sido gratificante encontrarnos con proyectos que por su propia iniciativa ahora son referentes no solo para Ecuador sino internacionalmente. Entonces de que es posible, lo es!

Esto quiere decir, que no se dejan de lado elementos de bioseguridad, ni cuidados de salud de las gallinas, es importantísimo que se apliquen. Y aunque existan jaulas enriquecidas o con más elementos dentro de ellas, jamás se podrá alcanzar un verdadero bienestar. ¿O acaso ya nos hemos olvidado de los problemas causados por el hacinamiento de animales? No solo nos trajeron una pandemia, ahora también hay brotes de influenza aviar. Afortunadamente, en los sistemas de libre pastoreo, aunque puede haber exposición a distintos factores al asegurar una mayor salud física y mental, se fortalece su sistema inmune y se evita el uso indiscriminado de medicamentos, así mismo, de manera preventiva se utilizan técnicas más naturales para mantener un buen sistema inmune. No quiero decir que si hay un fuerte brote de una enfermedad aviar no se prevenga el cuidado de las gallinas y se las mantenga expuestas corriendo riesgos innecesarios!

¿Qué cambios se están dando desde las distintas áreas involucradas para beneficiar la calidad de vida de las gallinas, para reducir el sufrimiento y la explotación, para prevenir el maltrato?

Son varios los actores involucrados y los que pueden generar cambios. Desde productores, distribuidores y consumidores a la academia, la educación formal y no formal, organizaciones no gubernamentales, ministerios, organizaciones internacionales como la ONU y la FAO, los gobiernos centrales y locales actuando con ordenanzas locales y legislación nacional, el sector culinario y turístico y la sociedad en general que se da cuenta del problema, entre otros. Me parece que a pesar de que ha llevado años, se ha llegado a un consenso, aunque antropocéntrico, de que si no empezamos a generar cambios ahora mismo, nuestra propia existencia corre peligro. Y es inaudito que se inviertan millones de dólares en buscar otro planeta, cuando con esa misma capacidad financiera podemos mitigar cientos de problemas de alimentación, ambiente y salud que existen actualmente por la inequidad y la falta de conocimiento.

La ciencia del Bienestar Animal y la etología aplicada, la agroecología, el estudio de impactos ambientales, además de la sensibilización de varios sectores, nos dan las herramientas clave para prevenir el maltrato hacia los animales humanos y no humanos. Pero si como sociedad preferimos u optamos por mirar al otro lado, y no se vuelven más accesibles las alternativas, entonces todo quedará como una lamentable historia de la cual arrepentirnos. 

Para mencionar algunos ejemplos, desde la ONU ya se recomendaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a los cuales Ecuador está comprometido en cumplir, además de la muy mencionada Una Sola Salud, la cual beneficia a la humanidad y al planeta entero. En Quito, ya se creó una ordenanza para prevenir el enjaulamiento de gallinas (y otros animales). En Colombia existe un corredor turístico en donde todos los restaurantes están adoptando compromisos para usar únicamente huevos de gallinas libres, gracias al trabajo de ONGS. En Perú están empezando a sumarse Distritos Libres de Jaulas en donde se incentivará a que los distritos ya no usen huevos de gallinas enjauladas. En Brasil y otros países, se expone públicamente en infografías de los supermercados el origen de los huevos. Grandes marcas de restaurantes, hoteles, catering a nivel mundial se suman al uso de huevos únicamente de gallinas libres y están reportando su avance para cumplir su meta efectivamente . En Ecuador, cuatro organizaciones luchamos para que más empresas se unan y pueda crearse una mayor concientización sobre la vida real de quien pone los huevos baratos. Además, desde la academia en Ecuador se incluyen temas de Bienestar animal, no solo para animales destinados a compañía, sino también para animales destinados al consumo y se realizan investigaciones a nivel mundial sobre distintos aspectos de la producción en libre pastoreo u orgánica. A su vez, hay varias certificaciones de Bienestar Animal relacionadas a libre pastoreo que pueden ser aplicables en América Latina y Ecuador y lo más importante han sido adaptadas a esta región.

¿Qué papel desempeña la educación o sensibilización en la promoción del bienestar animal enfocado en este caso a las gallinas? 

Si hubiera transparencia en los procesos, estoy segura que los consumidores pensaríamos dos o tres veces en lo que compramos. La sensibilización y educación debe ser generalizada, esta puede darse en ámbitos donde se compran huevos, en consultas médicas u otros. En varios países, incluyendo por ejemplo a Brasil existe legislación que obliga a informar la proveniencia de los huevos. Entonces, se pueden encontrar infografías de los distintos sistemas y una división en perchas y el consumidor puede seleccionar lo que más le conviene, pero se vuelve una decisión informada. Además, es 100% necesario cambiar los esquemas desde la salud, la educación formal y las tradiciones que nos han pasado de generación en generación. Es raro encontrar personal de salud que te diga que ser vegano o vegetariano es posible, o que prefiera mencionarte como debes cuidarte y que alimentos pueden suplementar. Es aún más raro que se hable de temas de cuidado de animales destinados a la producción desde la escuela o el colegio. No estoy diciendo que deba haber un adoctrinamiento, imponer o ser fanático, pero creo que es importante tener acceso a información real, para que las personas puedan decidir por sí solas. 

¿Qué recomendaciones nos puedes hacer para mejorar o incorporar el bienestar animal en nuestras vidas?

¡Hacernos preguntas! ¿De dónde viene lo que como? ¿De dónde vino este huevo? ¿Cómo llegó a esta percha? ¿Por qué siempre han sido tan baratos los huevos? ¿Cómo vivirán las gallinitas que llenaron estas cubetas?

Ser curiosos ha sido nuestra característica para los descubrimientos y ahora tenemos información al alcance de nuestras manos todos los días a través de nuestro celular. No significa que tengamos que pasar horas de horas investigando, pero tener un dato curioso, preguntar a la persona que nos vende los huevos de dónde compró, averiguar cómo viven los animales que se consumen nos puede quitar un poco la venda. Evidentemente, existen personas particulares, científicos, capacitadores y legislación que están moviéndose hacia técnicas que favorecen la vida de los animales y del planeta y esto significa que nos dimos cuenta que si no cambiamos estamos cometiendo un exterminio paulatino. Entonces, antes de seguir empeorando la situación, desde nuestros propios hogares podemos apoyar estos nichos de mercado cuando y si nos es posible, reducir el consumo de huevos, hasta que poco a poco la demanda o la regla ya no sean huevos de gallinas enjauladas sino huevos de gallinas felices en pastoreo y con el tiempo, quien sabe, optar por opciones que no exploten animales. Entonces, debemos aprender a aprovechar la fantástica diversidad de alimentos de origen vegetal que tenemos. Es sorprendente cómo el cerebro poco a poco empieza a aprender e idearse nuevas maneras de alimentación y convivencia. Creo que podemos ser nuestra propia cura, si en verdad nos proponemos!

¿Cuál es tu visión a largo plazo para la cría de gallinas libres de jaula y cómo crees que se de una transición a alimentos libres de productos de origen animal?

Creo que si como sociedad humana nos planteamos nuevos retos y conocemos el costo-beneficio a largo plazo, no solo para las gallinas sino lo que puede significar para el planeta y la humanidad, seremos capaces de adoptar nuevos estilos de vida. Y esto puede significar incomodarse un poco al inicio hasta poder adaptarnos, pero con el tiempo se vuelve una costumbre.

Desde todos los ámbitos necesitamos transparentar los procesos cuando se usan animales, para que se conozca la verdad alrededor de los productos de origen animal. Existe mucha inteligencia y manipulación de la industria a lo largo de la historia para volvernos fieles seguidores y consumidores, pero las cosas están cambiando y más vale que Ecuador no se quede atrás y acompañe estas tendencias más amigables con otras especies, el planeta e indirectamente nosotros mismos. Ninguna persona que es parte de esta alianza va a pedir que sea un cambio instantáneo de la noche a la mañana, porque conocemos las realidades de cada uno de nuestros países y porque comprendemos las dinámicas de mercado. Sabemos que por lo pronto el consumo de huevos de gallinas en libre pastoreo es un nicho de mercado, pero gracias a la sensibilización y la aplicación de una ética alimentaria cada año encontramos más personas interesadas en el tema. Esto no solo se debe a organizaciones que sensibilizan, luchan o buscan estos cambios. También viene desde la acción y convicción individual de personas que conversan con su familia, amigos, o comunidades y además exigen estos cambios u opciones a donde vayan (restaurantes, supermercados, tiendas, hoteles, etc). Gracias a esto también han aumentando las alternativas de proteínas a base de plantas. Hace tan solo 5 años no habían tantas opciones como ahora, y aunque el veganismo sea un tema nuevo en este lado de la tierra, hay un auge en optar por opciones libres de crueldad. Espero que siga esta tendencia y que las personas cada vez sean más conscientes, es un proceso y aquí no estamos para juzgar. ¡Este cambio significa un avance enorme para la humanidad!

Compártelo en redes sociales
Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp